Consejos para comprar ropa de bebe barata y bonita

Es muy divertido seleccionar ropa de bebe barata y bonita, a menudo nos dejamos llevar por lo bonitos que son. Sin embargo, cuando pensamos en cómo vestir a un bebé, es importante pensar en su desarrollo. Desde una perspectiva Montessori, queremos respetar los intereses de nuestro bebé (¿se pasa el tiempo boca arriba mirando un móvil o gatea por la alfombra?) y observar sus necesidades (¿se revuelca? ¿utiliza el puño para tocarse la cara?).

Prioriza la libertad de movimiento

Si tu bebé se anima a coger los juguetes cuando los ve, es importante que su brazo no esté retenido por una ropa pesada.

Elige prendas con tejidos y elásticos cómodos y tolerantes, como el tejido de jersey (también conocido como material para camisetas). Y elige tallas que no ahoguen a tu pequeño en tela ni le corten la circulación. Ten cuidado con las cinturas que aprietan el estómago. La ropa ligera, sobre todo en los brazos y las piernas, permite el movimiento y la exploración.

Elige camisetas o camisas con cuellos sueltos. La ropa cómoda y fácil de manejar favorece la movilidad y el desarrollo de la independencia del niño. También facilita el aprendizaje del uso del baño porque las cinturas flexibles permiten subir y bajar los pantalones con mayor facilidad.

  Hamacas prenatal: Esperando al bebé

Libera los pies

Asegúrate de dejar los pies de tu hijo desnudos y libres siempre que sea posible. Esto permite una mayor exploración sensorial a través de los pies (¡un suelo de madera se siente diferente a una alfombra de pelusa!), que son un centro nervioso del cuerpo. Los pies descalzos proporcionan tracción en superficies interiores donde los calcetines podrían ser resbaladizos. Los mitones y los calcetines son estupendos para abrigarse, pero interfieren en la forma en que tu hijo experimenta el mundo que le rodea.

Ropa para bebés que gatean

Si tu hijo gatea, es preferible un pantalón corto que un pantalón, porque le permite moverse con más libertad y experimentar las diferentes texturas del suelo o la alfombra. Intenta evitar las faldas y los vestidos, ya que pueden provocar dificultades para caminar y gatear. Y, por muy bonitos que sean, deja los vaqueros para más adelante: pueden ser restrictivos por su tejido.

Los peleles también son ideales cuando tu hijo está aprendiendo a gatear porque no se amontonan y le impiden moverse. Una vez que tu hijo domine el gateo y empiece a ponerse de pie, puedes pasar a los pantalones y las camisetas.

  Hamacas prenatal: Esperando al bebé

Quita las etiquetas

Quita las etiquetas de toda la ropa, o busca prendas con etiquetas impresas y no abrasivas. Las etiquetas pueden picar y pueden irritar la piel de tu hijo o distraerlo de la observación y el aprendizaje mientras se mueve en su entorno.

Elige materiales transpirables

Cuando tu hijo estaba en el vientre materno, sin ropa, utilizaba su cuerpo como marco de referencia y la temperatura a su alrededor se mantenía constante. Pero en cuanto salieron de su cuerpo, quedaron cubiertos por un material nuevo y extraño: ¡la ropa! Es importante que la ropa, sobre todo la de los recién nacidos, permita al bebé mantener el marco de referencia que tenía en el vientre materno al ser transpirable, flexible y lo suficientemente fiel a su forma como para que le resulte natural explorar su entorno con ella.

La ropa es un aspecto importante de Montessori porque es fundamental para fomentar la independencia de tu hijo. Y los cambios más pequeños pueden marcar una gran diferencia a la hora de capacitar a tu hijo para que participe en su propia vestimenta.

Proporcione oportunidades para abotonarse

Cuando tu bebé cumpla unos 4 meses (¡sí, incluso de tan corta edad!), puedes empezar a abotonarle de forma ejemplar, explicándole los pasos en voz alta mientras lo haces. Tu hijo percibirá todas las formas de manipular los botones, lo que le ayudará a aprender a hacerlo él mismo más adelante. Cuando tu hijo empiece a sentarse de forma autónoma, invítale a observar y aprender contigo. Intenta encontrar camisas abotonadas que se abran por delante o por los hombros para que este proceso sea accesible a tu pequeño. Alrededor de los 2 años, empezarán a abotonarse solos.

  Hamacas prenatal: Esperando al bebé

Sugerencia: los bastidores de vestir Monti Kids de nuestra caja de suscripción de Nivel 7 para niños pequeños son una forma estupenda de practicar esta habilidad. El marco de vestir de velcro de la foto de arriba es un peldaño en el camino hacia el abotonado.

Sea paciente mientras su bebé practica

Dale a tu hijo tiempo suficiente para que realice el proceso mental de vestirse y desvestirse por sí mismo y sin distraerse. En lugar de corregirles, intenta ofrecerles oportunidades para practicar. El primer paso es animarles a vestirse de forma independiente. Así que respira si los pantalones cortos de tu hijo están al revés o si sus zapatos están en los pies equivocados.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad