Hamacas prenatal: Esperando al bebé

Cuando dos personas se convierten en árbol y, con amor, nace un niño, comienza una fase única y desafiante de la vida para los futuros padres. Preparar la habitación del niño, elegir un nombre. Sin embargo, aún quedan muchas cosas por conseguir: desde los biberones hasta el cochecito. Pero ESPERA: un embarazo no debe ser una carrera frenética, sino que hay que disfrutarlo.

Porque al igual que cada niño es único, cada embarazo es diferente. Muchas se preguntan: ¿Cómo puedo hacer algo bueno por mi hijo y por mí? ¿Y cómo puedo prepararme, física y mentalmente? Una vida cotidiana bien estructurada y el hecho de permitir y anotar conscientemente los pensamientos pueden ayudarte a adaptarte a la nueva situación.

Encuentra durante ese proceso tu propio ritmo y permite la lentitud. Intercambia ideas con personas afines e incluye ejercicio, como un paseo o una sesión de natación. También: Date tiempos muertos. Por ejemplo, una siesta en una hamaca. Ahora te preguntas: ¿Son buenas las hamacas durante el embarazo? Sí, por supuesto. A continuación te explicamos por qué las hamacas y el embarazo van bien juntos.

Hamacas prenatal y embarazo: Una buena combinación

Las futuras madres suelen sentirse agobiadas y tensas. Dejar de cavilar y desconectar no siempre es fácil. Una hamaca o una silla colgante pueden frenar esta espiral de pensamientos. La clave está en su suave balanceo. Este movimiento de balanceo recuerda la sensación de seguridad en el vientre materno y tiene un efecto calmante y relajante. Los expertos llevan muchos años utilizando esta ventaja en terapias para niños, ancianos y discapacitados.

Con giros y balanceos específicos se contrarrestan los trastornos del equilibrio y del movimiento, y se tratan la hiperactividad y la falta de concentración. Las hamacas pueden liberar tensiones, mejorar la motricidad y el sentido del equilibrio, favorecer la receptividad o liberar el exceso de energía. Y lo que funciona bien en la terapia funciona durante el embarazo. Hamacas prenatal y embarazo: una buena combinación.

¿Y después del embarazo?

Una vez que llega el bebé, la vida de los padres cambia fundamentalmente una vez más. Sin embargo, una cosa permanece igual: la hamaca que también tiene muchas ventajas.

Lugar óptimo para la lactancia: Las madres pueden aprovechar el agradable movimiento de balanceo mientras dan de comer al bebé y relajarse no sólo con el niño, sino también con ellas mismas. Colgada en el jardín o en la terraza, la hamaca crea intimidad y protege a tu bebé y a ti de las miradas indiscretas.

Un nido acogedor para tu bebé: El movimiento rítmico de una hamaca proporciona a los niños pequeños un comienzo relajado en la vida. La espalda redonda que tienen los bebés en los primeros cuatro meses está óptimamente protegida y apoyada. Al mismo tiempo, se entrena el sentido del equilibrio y la capacidad de coordinación del niño. La postura relajada del bebé en la hamaca alivia la mancha en la pared abdominal. Lo bueno es que: No se puede estirar en exceso.

Esto puede tener un efecto positivo sobre los calambres abdominales. Importante: Presta atención a las hamacas específicas para bebés, que se adaptan a las necesidades de tu retoño y ofrecen una superficie de reposo casi recta. También deben estar hechas de un material bien tolerado. Nosotros fabricamos nuestras hamacas para bebés exclusivamente con algodón. Éste no sólo es suave y acogedor, sino también especialmente higiénico, ya que puede lavarse a altas temperaturas. Cuanto más crece el bebé, más tiempo está despierto y empieza a moverse más. Presta atención a las señales individuales de tu hijo y deja que sea él quien decida si se siente cómodo en la hamaca.

La seguridad es lo primero

No importa que la hamaca se utilice para relajarse durante el embarazo o más tarde como un acogedor nido para tu hijo: en cualquier caso, es importante que madre e hijo se balanceen con seguridad. No te limites a comprobar la sujeción, sino asegúrate también de que tu hijo no pueda caerse. Así te columpiarás feliz y relajada hacia el parto o te asegurarás de que tu bebé se deslice cómodamente y animado durante el primer mes de vida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad